Presentación

Por qué laser-tag o laser-combat?

Laser Tag o Laser Combat  es un juego deportivo que simula un combate entre dos equipos. Está basado en que los jugadores intenten conseguir puntos alcanzando con sus disparadores de infrarrojos los dispositivos receptores situados en sus rivales. Aunque Laser tag fue creado para entrenar a los soldados en situaciones de combate, y aún está siendo utilizado por muchos ejercito para su entrenamiento, en la actualidad es un juego de niños y adultos que se está haciendo muy popular.

Son muchas las ventajas del LASER-TAG frente a otros sistemas (paintball y airsoft):

Al no disparar proyectiles, ni de pintura ni de plástico, se evitan situaciones de peligro, moratones, e incluso lesiones, por lo que la edad para poder empezar a jugar baja sensiblemente, pudiendo jugar desde niños y niñas de 6 años a personas de avanzada edad, no importa el sexo.

Tampoco es necesaria la agobiante máscara ni el caluroso chaleco y mono protector, simplemente con algún peto o distintivo para cada equipo es suficiente, lo que permite a los jugadores utilizar su propia ropa sin miedo a mancharse de pintura y hace más agradable jugar en verano, y a cualquier hora del día.

Los campos son más abiertos, sin redes que dificulten la visibilidad, con los cual los espectadores pueden disfrutar más de la batalla, y animar a sus favoritos.

Al tratarse de un sistema electrónico, no hay posibilidad de hacer trampas, el arma o sensor del participante detecta si le han dado y le avisa, pudiendo programarse las veces que un jugador puede ser alcanzado antes de ser abatido y tener que esperar unos segundos para volver a disparar.

No hay límite de disparos, la partida se contrata por tiempo, ya no tenemos que temer el quedarnos sin munición, ni hay ningún gasto adicional en bolas.